Connect with us

Policiales

El fuerte relato del delivery que fue golpeado por un empresario posadeño 

Publicado

el

En las últimas horas se viralizó en las redes sociales un video donde un reconocido empresario local golpeó violentamente a un joven que trabajaba de delivery en Posadas. 

Sebastián Lafuente, víctima, narró en El Megáfono detalles sobre el hecho: “La verdad que es un tipo totalmente mal de la de cabeza, porque lo que hizo no tiene explicación, ni motivo, porque uno está trabajando, ellos piden comida y los deliberys no tenemos noción de la demora, llegamos, sacamos los pedidos, vamos y entregamos nomás”. 

Sebastián, contó detalladamente como fue el inconveniente: Llegué al lugar a las 23.45PM, toco bocina y sale este señor con malas intenciones, me dice “no tengo ningún problema personal con vos, pero yo te voy a pagar una sola pizza” y me ponen a plata arriba de la caja de mala manera y yo le dije “no, dame nomás las pizzas y yo las devuelvo” y ahí se da la vuelta y me tira la pizza por el piso y destroza todo y ahí me dijo que habían dicho demoras de no sé cuánto y tardó más todavía. Ahí yo le dije “pero yo no tengo nada que ver, usted pidió la comida y yo solo se la traje”. Ahí él se metió para adentro y, en ese momento, yo saco mi teléfono y filmo lo que lo que él tiró en el piso y, el domicilio para mandarle de prueba a la pizzería para tener muestra que èl no quiso el pedido”. 

Agregó: “Después él vuelve a salir, yo me quedé con la moto mandando mensajes a un compañero y a la pizzería de lo que estaba pasando, en ese momento vuelve a salir desde la casa con un cuchillo, arma blanca, diciéndome que yo me vaya de ahí, que él me iba a cagar a piñas y que yo no diga nada, no le vaya a escrachar ni nada, ni que vaya a la policía porque él me va a encontrar por ahí y me va a romper todo. Tira el cuchillo y me empuja a mí en la moto, yo recaliente me levanto y le pego una patada, porque yo en ningún momento hablé mal. Me taclea, yo caigo boca abajo porque y él se sube arriba mío, yo con el casco puesto me sacó el casco a la fuerza, me estaba ahorcando con el cristal del casco y, me empieza a dar piñas de todos lados, yo empiezo a gritar, le empiezo a decir que pare, que nada que ver lo que estaba haciendo, que yo no tengo nada que ver, me empieza a pegar y me empieza a decir que él es profesional en lucha grecorromana”. 

Y contó que pasó despues: “Entonces yo me levanto, me pongo el casco, alzo mi moto y le digo que nada que ver lo que hizo, salió y me dice que yo me vaya, otra vez me repito lo mismo, que yo no le escrache por ningún lado, que yo no vaya con la policía porque me va a agarrar, me va a romper todo, entonces yo me voy hasta la esquina de Barrufaldi y Uruguay. Ahí me contacto con la pizzería de vuelta, le mando la foto de lo que me hizo el señor y hablo con mis amigos, ahí entonces al toque llegó la policía, en cinco minutos, un compañero llamó a la policía golpea la casa de este señor y anteriormente que venga la policía, el hijo de él salió a comprar y estaba abierto el portón de su casa, yo le dije que no hay nadie afuera, que salga, él sale y se hace el desentendido y me dice que no tenía nada personal conmigo”. 

Contó que el empresario nunca más se presentó a declarar: “Le dijo a la policía que iba ir la mañana siguiente a la tercera, por Uruguay, que se va a presentar, yo fui a la mañana, me presenté y nunca apareció, no sé cómo seguirá eso, pero yo voy a seguir, no voy a parar hasta hacerlo legal porque eso no va a quedar así, no le voy a dejar pasar tampoco. Yo mañana o pasado, tengo que volver a trabajar y cualquier cosa que me pase, él va a ser responsable”.